Roy

Home / Caso / Roy

Solo quien haya padecido prurito sabe lo insoportable que puede ser. Imaginad lo que puede suponer encima para un perro, que no entiende qué le puede estar sucediendo y que el rascado, lejos de aliviar el picor, lo empeora.
Roy es un pastor alemán de 9 años cuyo propietario, que tan sólo percibe una Renta Mínima de Inserción (RMI), no podía tratarle de la dermatitis que padecía ya que no tiene recursos suficientes para llevarlo al veterinario.
Cuando Roy fue valorado por nuestro equipo veterinario, vimos que además tenía una infección de oído. Le hicimos un test de Leishmania, que salió negativo. Así que le dimos tratamiento antiinflamatorio y antibiótico, además deberían de bañarle cada 3 años con un champú de tratamiento.
Tras unos días con el tratamiento, Roy mejoró mucho y se le retiró el antibiótico, por lo que solo deberá continuar con los baños las temporadas en las que aumentan sus picores. También fue desparasitado internamente.

Colabora con nosotros

?>