Coco

Home / Caso / Coco

La familia de Coco nos contactó desesperada por Facebook, pero aún así nos llamó la atención la comprensión y educación con la que siempre se dirigieron a nosotros. Y es que, aunque su perro estaba muy grave, por adelantado nos daban las gracias por simplemente leer su caso y que entendían sino pudiéramos hacernos cargo por la cantidad de gente que nos pedían ayuda.

La familia de Coco se compone por una señora viuda y su hijo con discapacidad visual, que viven en un pueblo de Toledo. El padre era agricultor, una profesión que no proporciona apenas ingresos, como ya conocemos todos. Por eso, al morir a su familia le quedó una pensión mínima.

Coco tiene 7 años y el pasado mes de diciembre la zona anal empezó a inflamarse. Lo llevaron al veterinario y allí les dijeron que tenía una hernia perineal bilateral y que requería una cirugía, pero no podían permitírselo económicamente. Durante unas semanas le administraron laxantes para que las hernias no empeoraran, pero llegó un momento en el que ya no defecaba.

Fue entonces cuando nos contactaron: Coco llevaba días sin poder hacer caca y estaba con unos dolores horribles. Así que le metimos en quirófano para resolver ambas hernias mediante la implantación de mallas quirúrgicas. También aprovechamos para castrarle.

En apenas 48 horas, Coco pudo empezar a defecar con normalidad y a ser de nuevo un perro muy feliz y sin dolores. Sus cicatrices están

Queremos hacer una especial reseña a su vecino Jesús, un hombre también mayor y pensionista, que ayuda a esta familia en todo lo que puede, como por ejemplo a contactar con nosotros y traerles desde Toledo a todas las revisiones.

Colabora con nosotros

?>